Presentación del libro ‘Confesiones de una vieja dama indigna’ de Esther Tusquets

Confesiones de una vieja dama indigna

Charla

  • 30 de septiembre 2010
  • 20 horas
  • Sala Once (Aralar 3)
  • Entrada libre

La autora

Esther Tusquets nació en 1936 en Barcelona, donde ha residido casi permanentemente. Cursó estudios secundarios en el Colegio Alemán, y Filosofía y Letras (especialidad de Historia) en las universidades de Barcelona y Madrid. Dirigió durante cuarenta años Editorial Lumen. Tiene dos hijos: Milena y Nestor.

Se inició tardíamente como escritora, en 1978, con la novela El mismo mar de todos los veranos a la que siguieron El amor es un juego solitario, Varada tras el último naufragio, Para no volver, Con la miel en los labios, Correspondencia privada y ¡Bingo! Ha publicado, además, dos volúmenes de relatos (Siete miradas en un mismo paisaje, La niña lunática y otros cuentos), Confesiones de una editora poco mentirosa, la recopilación de textos ensayísticos Prefiero ser mujer y varios libros para niños. Sus novelas han sido traducidas a diversos idiomas, obteniendo un notable éxito de crítica. Habíamos ganado la guerra (Bruguera 2007) es el primer volumen de sus memorias.

La obra

A lo largo de los últimos años, en privado y con la ironía que la caracteriza, Esther Tusquets decía: «Acabaré siendo una vieja dama indigna, haré lo que quiera y diré todo lo que pienso.» Y, como resultado de esa chocante vocación, Tusquets, sin perder nunca la dignidad, ha escrito este libro en el que dice lo que piensa. Segunda parte de su exitoso Habíamos ganado la guerra, éste es un libro verdaderamente insólito en nuestra literatura debido a la sinceridad, el desgarro, la osadía y la naturalidad con que la autora nos habla de su vida privada, amorosa, social y profesional. Desde la época en que crea Editorial Lumen hasta ahora mismo, cuando a los 73 años acaba de perder a su último amor, Tusquets narra la vida cultural de Barcelona y Madrid de los años 60 y 70. La gauche divine, figuras como, entre otros, Carlos Barral, Oscar Tusquets, Luis G. Berlanga, Ana María Matute, Neruda, Carmen Martín Gaite, Ramón Masats y Cela, pasan por estas páginas estupendamente retratados, pero también -y sobre todo- se centra la autora en la rememoración de quienes han conformado su vida sentimental, amorosa e incluso cotidiana. Todo ello con la sinceridad y pasmosa franqueza que la caracteriza y que, dada la hipocresía imperante en nuestra sociedad, son motivo de escándalo y polémica. Una voz descarnada y sincera, tremendamente emotiva y lúcida, de una valentía temeraria.

Para saber más

Colabora

  • Ayuntamiento de Pamplona
  • Gobierno de Navarra